Velas, candelabros Decoración

37
Más sobre:

Cuando se trata de diseño de interiores, la percepción sensorial es de vital importancia. Por eso, las velas y las fragancias para el hogar forman parte integrante del ambiente de tu casa. Tanto por la calidez que estos accesorios aportan a tu espacio interior como por tu bienestar diario.

Velas: el detalle sensorial de su interiorismo

Mucho más que simples objetos de interior, las velas son la esencia misma de su espacio vital. Con o sin aroma, las velas crean un ambiente cálido e íntimo.

La vela inodora, colocada en un tarro o en un candelabro, permite disfrutar de su relajante resplandor. La vela perfumada, en cambio, perfuma su hogar con un aroma delicado, cálido y dulce. Puede elegir entre la vela perfumada en caja de regalo, que le permite descubrir varias fragancias, o el tarro de cera de soja, que proporciona un ambiente olfativo.

Así, las velas pueden utilizarse en todas las habitaciones de la casa, todos los días o en todas las ocasiones festivas del año.

Candeleros, portavelas y portavelas: ¡un accesorio imprescindible!

Para proteger sus muebles, un candelabro o un portavelas es un complemento sutil para cualquier decoración interior, sea cual sea su estilo.

El tarro de velas tiene la forma de un cuenco decorativo en el que se coloca la vela. En cuanto al tamaño y el color, lo mejor es elegir un tarro con un diámetro mayor que el de la vela. De este modo, la cera puede fluir libremente por el interior del portavelas.

En cuanto a los candelabros, ¡aportan un toque barroco a su hogar! Colocadas sobre una base, cada una de sus velas se dispone como una vela sobre este objeto tan decorativo. Puede colocar su candelabro sobre un mueble del salón, en el recibidor o en el dormitorio para crear un ambiente romántico.

Fragancia para el hogar: el aroma de su espacio vital

La fragancia de su hogar es el aroma íntimo de su espacio vital. Para variar los placeres, coloque ramos perfumados o quemadores de perfume en la consola del recibidor. También puede colocar un difusor de perfume en un rincón del salón, cuyos aromas se difundirán uniformemente por toda la estancia. Para los dormitorios, elige un difusor de fragancias. Su aroma ligero y agradable es a la vez discreto y tonificante. En el cuarto de baño y los aseos, opte por un pulverizador recargable para aportar frescor y ligereza. En cuanto al uso de varillas de incienso o difusores de aceites esenciales, tienen un efecto duradero en su hogar, difundiendo aromas fuertes y relajantes.

Y para eliminar de una vez por todas los olores de la cocina o del tabaco, algunas lámparas tienen la ventaja de ser recargables. Estos catalizadores destruyen las moléculas responsables de los malos olores, ¡dejando el aire perfectamente purificado y agradable!

14 45393.4675451042 329 PRODUCTION